Ecos del Alcázar

Esta es una de las historias toledanas que pone los pelos de punta a las personas que tienen la posibilidad de conocerla. La guerra civil marcó el devenir de este enclave situado en la ciudad imperial. Unos centenares de personas afines al ejército sublevado se guardaron tras los muros del alcázar de Toledo. Los milicianos al otro lado de las paredes de roca asediaban el lugar para que sus ocupantes lo abandonaran. Las personas que allí dentro se resguardaban, esperaban con celeridad la llegada de las tropas franquistas para su liberación, que no tardaran más de un par de días en llegar. Finalmente tuvieron que permanecer en el lugar casi dos meses hasta que fueran liberados.

ecosdelalcazar2

Durante este periodo de asedio contra el alcázar toledano fueron muchas las personas que perdieron la vida tras sus muros, un mundo de sentimientos cruzados entre angustia por salir y desesperación por no ser capturados mezclados con muerte y destrucción, que hicieron que esos sucesos dejaran una marca en las paredes maltrechas de esta construcción. A raíz de todos estos acontecimientos han surgido una serie de crónicas de lo desconocido. Al igual que en anteriores casos, han comenzado a producirse fenómenos extraños en la fortificación toledana y en edificios cercanos.

ecosdelalcazar3

La biblioteca regional se encuentra en la parte alta del edificio, y muchos vigilantes de seguridad relatan que en los corredores de esa planta puede verse una figura con forma semi-humana que trascurre por allí en las gélidas noches de invierno. También han sido testigos de sucesos paranormales típicos como luces que se encienden y se apagan tras sus rondas nocturnas.

ecosdelalcazar4

De un mismo modo, se han podido registrar varias psicofonías en los aledaños del alcázar que recogen esos ecos de la época de la guerra civil, que muestran cómo se vivió la crudeza de esos enfrentamientos fratricidas en la ciudad de Toledo.

Aunque sea de día, recomiendo pasear por el interior del enclave, con el silencio que rodea sus corredores y pasillos se pueden sentir escalofríos. Es una sensación extraña, uno puede pasar de los murmullos que hay entorno a zocodover y de repente sumergirse en los muros del alcázar y sentir ese vértigo con lo desconocido. Pasaos y comentad vuestras experiencias.

Este es otro de los casos extraños que rodean nuestra ciudad, desde aquí seguimos pidiendo vuestra colaboración para tratar de saber más acerca de este y otros sucesos. Juntos podremos destapar los enigmas que conviven con nosotros y que nunca nos detenemos a pensar en ellos.

ecosdelalcazar1

¿Y vosotros, os atrevéis a pasear por las SOMBRAS DE TOLEDO?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s